Provincias coordinaron un rechazo a la vía de la Corte por el Fondo del Conurbano

La estrategia ya está planteada y la decisión está tomada. Nadie va a ceder un centavo.

La veintena de fiscales de Estado que participaron del encuentro el viernes y los gobernadores que harán lo propio mañana dejaron en claro que no cederán frente al reclamo bonaerense en la Corte Suprema del Fondo del Conurbano y que la solución tiene que salir de una discusión política y no judicial.

“Nosotros entendemos el reclamo, pero también que es inviable para las provincias, no importa su color político, perder fondos”, explicó a El Cronista el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

“Nuestra lectura es que constitucionalmente es el Congreso y no la Corte la que tiene de dirimir esto. Si hay un fallo favorable, vamos a ir contra ese fallo porque no es incumbencia de la Corte”, agregó el justicialista.

En esa línea, la gobernadora de Tierra del Fuego Rosana Bertone reconoció a este diario que la orden a los fiscales de Estado es la de “oponerse” al reclamo bonaerense. “Cada uno tendrá su estrategia y defenderá a ultranza sus recursos. Sí estamos de acuerdo es que la solución tiene que salir del Congreso, de una nueva ley de reparto de fondos y no de la Corte”.

Sergio Casas, gobernador de La Rioja, no sólo que se mostró opositor a cualquier quita, sino que fue un poco más allá al afirmar que “el federalismo no se declama, se practica. No hay nada más injusto que distribuir de manera igualitaria entre los que no somos iguales”.

Pero no sólo los gobernadores se mostraron en contra de que la Corta defina el tema. La vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti que públicamente dijo que lo tenía que definir la Corte y que los gobernadores deberían “ceder un poquito” admitió ante este diario que es algo “que lo tiene que resolver la política. Cuando la gobernadora Vidal le comunicó al presidente Mauricio Macri que iba a presentar la demanda, nosotros le dijimos que siga adelante, pero entiendo que si se llegó a eso es porque nosotros, los políticos, no lo pudimos resolver. Claramente es algo que debería resolver la política”.

Mientras se espera el encuentro, los gobernadores ya hacen saber que está en sus manos la renovación del impuesto al cheque a fin de año. De sus legisladores depende la continuidad del tributo y, en el peor de los casos, la forma en que se coparticipa, hoy es solo el 30% del total.

Si la Corte resuelve a favor de Buenos Aires, las provincias deberían ceder $ 53.000 millones por año. Si se le suma la deuda, el número alcanzaría los $ 300.000 millones.

Esa es la cuenta que tiene la veintena fiscales de Estado de las provincias que se reunieron el viernes pasado.

Los abogados de las provincias llegaron con la orden política de oponerse al pedido de Buenos Aires, y así lo hizo saber el fiscal de Entre Ríos, y vicepresidente del Foro Federal Permanente de Fiscalías de Estado, Julio Rodríguez Signes: “Fue unánime, ninguna provincia está dispuesta a ceder ni un centavo”.

Como anticipó este diario, la postura de no entregar recursos ya dejó de ser potestad de las provincias gobernadas por el PJ y se extendió en el resto que revalidaron el pedido de los gobernadores en voz de Rodríguez Signes, quien afirmó que “se tiene que discutir todo el régimen de coparticipación”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s