La reforma tributaria favorece a la Ciudad de Buenos Aires frente al resto del país, aseguró IDESA

Para la consultora, “la unificación tributaria por región geográfica constituye una grosera discriminación contra el interior”


 

La reforma tributaria sancionada en diciembre de 2017 favorece más a la ciudad de Buenos Aires que al resto del país, al eliminar la posibilidad de que las contribuciones patronales puedan considerarse pago a cuenta de IVA con porcentajes mayores en las zonas productivas más postergadas, sostuvo hoy el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA).

En ese sentido, la consultora aseguró que “la unificación tributaria por región geográfica constituye una grosera discriminación contra el interior” que desdibuja otros aspectos positivos de la iniciativa-

En su último informe semanal, IDESA destacó que en la reforma se dispuso “disminuir las altas contribuciones patronales con mayor intensidad en los salarios más bajos” al incorporar un mínimo no imponible que aporta “progresividad”.

Pero también “se estableció la unificación de la alícuota de las contribuciones patronales en el 19,5%, aumentando la presión sobre las PYME, el agro y las industrias que tenían un alícuota reducida del 17% y reduciendo la de los servicios de mayor facturación que pagaban el 21% de los salarios”, indicó.

Asimismo, puntualizó que “se elimina el mecanismo por el cual se podían tomar como pago a cuenta de IVA porcentajes crecientes de las contribuciones patronales en función de la distancia a la Capital”, con lo que, tomando un salario promedio de $ 25.000 la reducción del costo laboral será en 2022 del orden del 24% en las provincias del norte, del 30% en las del centro y del 33% en CABA.

En consecuencia, acotó IDESA, no solo “hay una reducción de cargas sociales proporcionalmente mayor en la Ciudad de Buenos Aires que en el interior” sino que además “la brecha es creciente en función de la distancia a la Capital”.

“El fenómeno se produce porque se eliminan los porcentajes de contribuciones patronales que podían tomarse como pago a cuenta de IVA, los cuales eran crecientes a mayor distancia de la Capital”, señaló, al tiempo que puso como ejemplo que, antes de la reforma “la Ciudad de Buenos Aires no tenía créditos de IVA por contribuciones patronales mientras que Jujuy, Salta, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones podían tomar hasta 10 puntos porcentuales”.

    Por tal razón, IDESA sostuvo que “la unificación tributaria por región geográfica constituye una grosera discriminación contra el interior”.

Al respecto, subrayó que “la reforma fiscal termina potenciando los problemas al unificar las cargas sociales con CABA” en un contexto “traumático” para el interior debido a “la perseverancia de la alta inflación y su corolario de altos costos del financiamiento, la resistencia de muchas provincias a reducir el Impuesto a los Ingresos Brutos, los altos costos del transporte debido a distorsiones regulatorias y a la falta de infraestructura, la centralización de la negociación colectiva según criterios prevalecientes en CABA, más factores climáticos en algunas regiones”.



Categorías:Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: