El aumento de tarifas aún no alcanza a cubrir la inflación desde 2001, aseguró Economía & Regiones

Los ajustes a las tarifas del gas y electricidad todavía no llegaron a igualar la inflación acumulada desde 2001 al presente, señaló Economía & Regiones en un análisis en el que objetó la política empleada por el gobierno para reducir el déficit fiscal, con decisiones de “shock” sobre “individuos, pymes y empresas”, pero adoptando un “gradualismo” en lo que se refiere a la macroeconomía.

“El actual programa de ajuste de tarifas tiene un fuerte impacto en el bolsillo de la gente y sobre las cuentas de resultados de las Pymes y empresas, pero un impacto moderado en la reducción de los subsidios económicos,gasto público y déficit fiscal”, señaló la consultora, que agregó que “concretamente, a pesar del fuerte ajuste de tarifas de luz, gas y agua, los subsidios económicos no sólo bajan lentamente, sino que se reducen significativamente menos que lo que nuestra macroeconomía necesita”.

Según E&R, desde el 2000 al presente la inflación acumulada fue del 2.306%, en tanto los ajustes tarifarios fueron del 2.077% en los casos de EDENOR y EDESUR y del 2.208% en el de METROGAS.

1

“En el período 2001/2015 la inflación acumuló +1.310%. Paralelamente, la canasta básica de alimentos aumento +1.922%, ya que pasó de $63 (según INDEC) a $1.274 (según FIEL) entre diciembre 2000 y diciembre 2015. Sin embargo, las tarifas de EDENOR y EDESUR (+5%) y Metrogas (+1,5%) prácticamente no se ajustaron en el mismo período”, reseñó.

E&R precisó que el gobierno del presidente Mauricio Macri “aplicó un agresivo programa de ajuste de tarifas subiendo las tarifas de electricidad y gas en promedio ponderado un +$1.973% y +$2.178%; respectivamente”.

“En este escenario y en pesos, con estos ajustes las tarifas de electricidad y gas quedarían  aproximadamente en torno a un -10% por debajo de la inflación acumulada desde diciembre 2002”, completó.

Para la entidad dirigida por Diego Giacomini “el problema es que el programa de ajuste de tarif as del gobiernoha sido de shock para los individuos, Pymes y empresas, y gradual para la macroeconomía; cuando en realidad debería haber sido exactamente al revés”.

En ese sentido, indicó que “los subsidios económicos bajan de 4,2% (2015) a 2,4% (2017) del PBI. Y si todo ‘sale bien’, caerían a 1,7% del PBI hacia fines de 2018”.

2

“Una insuficiente baja de los subsidios económicos y la falta de recortes en otras cuentas del gasto público hacen que el déficit fiscal financiero (con intereses) prácticamente no se reduzca en términos del producto cuando se compara 2019 (5,8%) con 2015 (5,9%). Y dado que el gradualismo fiscal se financia con deuda, en 2019 tendríamos un déficit fiscal similar al del 2015 pero con 20 puntos más de deuda”, alertó.

Al respecto, subrayó que “el gradualismo no sólo es caro” sino que “también es costoso”, ya que “los problemas son cada vez más difíciles de arreglar” y por la falta de ajustes en otras áreas “las políticas que en el pasado ‘servían’ para arreglar los ‘problemas’, ahora ya no alcanzan”.

Concretamente, E&R señaló que “a fines de 2015 matemáticamente se cerraba el déficit primario(-3,9%) eliminando todos los subsidios económicos (-4,2%)” pero por la falta de ajuste en el resto del sector público “dos años después y a fines de 2017, la eliminación de todos los subsidios económicos (2,4%) sólo matemáticamente cerraba (prácticamente) la mitad del déficit primario (-3,8%)”.



Categorías:Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: