El año terminaría con una caída en el consumo del 0,5%

El año terminaría con una caída en el consumo masivo de 0,5% respecto de los niveles de 2017, a raíz de una suma de factores entre los que la acelaración de la inflación, la suba en la cotización del dólar y el alza en las tarifas de los servicios públicos aparecen como los principales, según una proyección elaborada por las consultoras Kantar Worldpanel y Ecolatina.

“La proyección del año se vio afectada por varias causas: la inflación se aceleró en los últimos meses producto de la fuerte suba de tarifas y del tipo de cambio; las turbulencias en los mercados de financieros impactando en la suba de tasas de interés que desincentivan el gasto de los hogares; y la sequía que generó fuertes pérdidas en la cosecha de soja y maíz”, puntualizó  Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel.

En consecuencia,  el modelo de proyección para el consumo masivo actualizado con los datos del primer trimestre y los cambios en las expectatoivas macroeconómicas recientes “pasó de un leve crecimiento de 0,7% a una caída de un 0,5%” para todo 2018, precisó Kantar en un comunicado.

En el primer trimestre, el consumo masivo había registrado una caída del 1% frente al mismo período del año pasado.

En términos de estratos sociales -Niveles Socioeconómicos (NSE), se registró una caída en los niveles alto y medio de un 2%, y en el bajo superior de un 4%, siguiendo la tendencia de cierre 2017.

Según Filipponi, “las causas de la caída son bien distintas en ambos niveles, los NSE más altos continúan priorizando otros gastos, en especial bienes durables, y exigen cada vez más eficiencia en el consumo masivo; mientras que el nivel bajo superior continúa resignando consumo por una restricción presupuestaria real, principalmente explicada por la aceleración de la inflación y el impacto del aumento en tarifas y transporte.

Solo dos sectores lograron crecer con respecto al año pasado: bebidas -en especial aquellas con alcohol lideradas por cervezas- y alimentos secos, en un dos y en uno por ciento respectivamente. Para el resto de los rubros el resultado fue negativo.

El canal tradicional fue el ganador del trimestre: almacenes mantuvieron la tendencia positiva de 2017 y los autoservicios recuperaron terreno, de la mano del recupero de las bebidas y una mayor frecuencia de compra de la base de la pirámide.

“Los  hogares de la base están buscando extremar el control de su presupuesto, así abandonan algunas compras de mayor tamaño en canales de grandes superficies, y se vuelcan a la compra más controlada de puntos de venta de cercanía”, agregó Filipponi.

El canal mayorista, luego de tres años de crecimiento ininterrumpido, tuvo un primer trimestre del año negativo, perdiendo un punto de participación dentro del mercado.



Categorías:Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: